PortadaNoticiasEn la prensaUn Santo y el Valor de Perdonar
Noticias
En la prensa

Un Santo y el Valor de Perdonar

6 de mayo de 2011

Etiquetas: Comprensión, Guerra civil, perdón, Película, Encontrarás Dragones
Artículo de Javier Martinez-Brocal, publicado en "Descubriendo Caminos"

¿Qué ocurre cuando las fuerzas del destino colocan a un santo en medio de una sangrienta guerra en la que sus enemigos quieren asesinarle? ¿Cómo se comporta este hombre de Dios y cómo influye a todos los que lo rodean?

El dos veces nominado al codiciado premio Óscar, Roland Joffé, lleva a la pantalla gigante la vida de San Josemaría Escrivá, fundador de la institución católica del Opus Dei, en un drama épico escenificado en la guerra civil española.

There Be Dragons (Encontrarás Dragones) es la nueva obra maestra de Joffé, director de “The Mission” y “The Killings Fields.” El título se inspira en los mapas medievales, en los que los antiguos cartógrafos advertían que en los mares desconocidos: encontrarás dragones o Hic sunt dragones; haciendo referencia a los misteriosos peligros que acechan en lugares inexplorados.

There be Dragons no es una biografía religiosa sino más bien una invitación al perdón y a la reconciliación, dirigida a personas de todas las culturas y religiones. Una película espectacular en la que el personaje principal, el periodista Roberto Torres (Dougray Scott), enfrenta al “dragón” del dolor y el rencor cuando investiga la figura de San Josemaría Escrivá para escribir un libro sobre el Opus Dei. Y es que descubre que Escrivá fue un amigo de la infancia de su padre Manolo (Wes Bentley) quien no está dispuesto a contarle la dolorosa historia que le relaciona con Escrivá (Charlie Cox).

La investigación de Roberto despierta también a los “dragones interiores” de Manolo, que nunca ha tenido el valor de afrontar la muerte, el rencor, la envidia y el dolor. Estos recuerdos llevan de nuevo a Manolo las barricadas de la guerra civil española de 1936, donde se consumía de celos por Ildiko (Olga Kurylenko), novia del cabecilla revolucionario Oriol (Rodrigo Santoro).

Durante las dos horas de la película, el espectador se convence de que la guerra civil más dolorosa es la que estalla en nuestros corazones cuando nos convertimos en nuestros peores enemigos. Es la guerra interna de quien no sabe ni perdonar ni perdonarse, y desata su odio contra los demás para compensar errores propios.

“El perdón es probablemente el gesto más poderoso que puede ofrecer un ser humano a otro. Creo que lo mejor de esta historia es que muestra cómo ocurre precisamente esto”, explica Joffé, que dirigió y escribió la cinta.

Aunque San Josemaría no es el protagonista de la historia, sí es el único personaje real y el contrapunto al drama de Manolo, quien como espía del dictador español Franco e infiltrado en el bando republicano, trata de hacer el mayor daño posible a Josemaría.

El santo explica a los primeros jóvenes del Opus Dei el valor del perdón, la comprensión y la reconciliación. Algo nada sencillo en medio de un conflicto en el que miles de sacerdotes, seminaristas y monjas fueron aniquilados por motivos religiosos.

El personaje de San Josemaría ve cómo asesinan a un sacerdote ante su propia casa y muestra los inhóspitos lugares en los que tuvo que esconderse para escapar de la furia antirreligiosa: desde una buhardilla hasta un manicomio.

Vìdeo del encuentro de san Josemaría con una joven judía
Vìdeo del encuentro de san Josemaría con una joven judía
Roland Joffé, británico de origen judío y agnóstico, se entusiasmó con la historia del fundador del Opus Dei tras asistir a un antigua pelicula de un encuentro de San Josemaría con jóvenes. Allí, una niña judía le confiaba al santo que quería hacerse católica pero que sus padres no se lo permitían. San Josemaría respondió a la menor que en primer lugar, tenía que honrar a sus padres y que si cuando alcanzara su mayoría de edad decidía dar el paso, debía hacerlo con cariño hacia ellos. Este diálogo impresionó tanto a Roland Joffé, que escribió directamente una escena en la que San Josemaría atiende a un moribundo judío.

El actual sucesor de San Josemaría, el prelado del Opus Dei, Javier Echevarría vio la película durante una presentación estelar privada en el Vaticano. Echevarría dijo: “me ha servido para recordar a muchos miles de sacerdotes que en el pasado y ahora gastan su vida con alegría en servicio de las almas, en servicio de la sociedad.”

El estreno de There be Dragons coincide con el 75 aniversario del estallido de la guerra civil española, que Joffé consigue ilustrar sin tomar partido.

La clave de su éxito, es que consigue mostrar la humanidad de los santos en medio de la crudeza de la guerra. San Josemaría llora, duda y se enfada con el Cielo, pero también perdona a los asesinos, arriesga su vida para confesar en la clandestinidad y confía en que si Dios pide algo de él, también le ayudará a realizarlo. “Ningún santo ha llegado a serlo sin haber luchado,” subraya Joffé.

Un drama apasionante de vidas paralelas que invita a pensar y obliga a decidir entre vencer los propios “dragones” o dejarse vencer por ellos.

La película rodada en España y Argentina con un presupuesto de 35 millones de dólares convirtió a la ciudad argentina de Luján en el set de rodaje más grande de la historia de Latinoamérica. Tras los aplausos de público y críticas positivas en España, la cinta llega a los cines de Estados Unidos el 6 de Mayo.

Etiquetas en Noticias

Documentos relacionados

Vídeo

Sabina Alandes y 'Encontrarás dragones'

Conoció a san Josemaría en 1944 y al poco tiempo solicitó la admisión al Opus Dei: "Le daría un diez especialmente al director, porque lo que ha dicho es verdad. Ha cogido quien era él, la capacidad de perdonar, la capacidad de olvidar, de animarte". (El sonido no es bueno, pero ha prevalecido el valor del testimonio).

Documentos